Porque lo hicimos.

Luego de sesiones nocturnas  donde el armado y desarmado de equipos se llevaba la mayor parte del tiempo, decidí construir un observatorio. El mismo se encuentra ubicado en la ciudad de Pilar en donde el cielo tiene, a este momento una calidad razonable para hacer astronomía.

Es una obra de artesanía, y sirve a los fines propuestos.

“No volver a desarmar ni desconectar un solo cable en una noche helada.”